artículos

Historia de vida: La otra visión de los programas de inclusión y diversidad

Garantizar la inclusión y la diversidad de las organizaciones son algunos de los retos más importantes para contribuir al employer branding y a una filosofía de bienestar y sostenibilidad. Sin embargo, todavía existe una brecha importante. Tan solo en América Latina y el Caribe coexisten cientos de culturas, idiomas y religiones. En este sentido, la verdadera diversidad va más allá, pues también tiene que ver con las capacidades diferentes. A continuación, Eduardo Frontado Sánchez explica cómo crear políticas que contribuyan a tal fin, a través de su vivencia personal.

Según el informe Mundial sobre la Discapacidad (World report on disability), un 15% de la población mundial tiene algún tipo de condición de discapacidad, y sería natural que el mercado laboral abrazara y celebrara estas diferencias. Aún así, existe una tendencia en las organizaciones a mantener el statu quo, la comodidad de lo conocido (de hecho, Naciones Unidas estima que más del 80% de las personas con discapacidad son pobres).

Entonces, ¿cómo trasladar la diversidad del entorno al ambiente de trabajo, generando oportunidades para las personas con cualidades distintas? Eduardo Frontado Sánchez, licenciado en comunicación social y consultor organizacional, afirma que la sensibilización es fundamental para lograrlo, y que el éxito de las políticas que ayuden a tal gestión consiste en que se promueva la diversidad y la renuncia rotunda al miedo por lo desconocido.

Diversidad en la cultura organizacional

La diversidad podrá ser obligatoria, de hecho, muchas empresas se han fijado normas y metas para tener equipos más diversos, pero lo cierto es que la inclusión es optativa. En el ambiente laboral muchas veces hay reuniones en donde todos los participantes están de acuerdo. Esta es una muestra de cómo la diversidad no siempre permea verdaderamente en la cultura organizacional, ya que es prácticamente imposible que todos piensen igual sobre un asunto teniendo en cuenta que cada quien tiene un perfil diferente. A veces es tan importante tener opiniones encontradas, que algunos libros de liderazgo recomiendan que en todos los equipos de trabajo haya alguien cuyo rol sea estar en desacuerdo con la opinión del jefe o de la mayoría. Aquellas instituciones en donde la diversidad realmente permea tienen una ventaja, ya que solo es posible entender un problema cuando se ve desde muchas perspectivas.

Siempre será una buena oportunidad para repensar la manera de comprender el concepto de diversidad en el ambiente de trabajo, ya que la inclusión laboral de personas con cualidades distintas no se trata de “ayudarlos” a ellos, sino de adoptar una perspectiva de diversidad, innovación y productividad que permita valorar sus aportes. “Nosotros somos capaces de sobrellevar una entrevista de reclutamiento, no nos traten con misericordia, no nos traten con lástima, salgámonos del precepto de la caridad y la compasión y valoremos realmente a las personas como profesionales”, sugirió Frontado.

Existen muchas razones por las que contratar a personas con cualidades distintas es una ventaja de competitividad. Las siguientes por mencionar algunas:

Mejora el Clima Laboral

La integración de personas con cualidades distintas en la empresa genera una mejora del clima laboral, cambia la actitud de los trabajadores y elimina muchos estereotipos, como resultado de la gran responsabilidad y perseverancia que estas personas desarrollan. Dicha condición no es un limitante, incluso, si una persona con cualidades distintas se siente realmente parte de la organización, los condicionantes que posee pueden disminuir, fortaleciendo la capacidad de decisión sobre su vida, contando con recursos externos que le proporcionan bienestar, como tecnología, ausencia de barreras físicas, nuevos conocimientos, recursos económicos, entre otros.

Mejora la reputación corporativa

La imagen de la organización no sólo se ve afectada positivamente en el mercado, sino que también al interior de ésta. Se desarrolla un orgullo de pertenencia a una empresa que respeta e integra a personas con cualidades distintas. La innovación es clave para el éxito de todo negocio. Los empleados con esta condición traen experiencias y conocimiento únicos tanto para transformar el lugar de trabajo como para mejorar los productos y servicios. Como parte de su equipo, estos colaboradores ayudan a construir el negocio y pueden ayudar a conducir la compañía en el futuro.

Permite contar con trabajadores eficientes en tareas especificas

Algunas personas con cualidades distintas tienen características especiales que les permiten adquirir destrezas superiores o únicas a las de otros empleados. Ejemplos: las personas con disminuciones auditivas son ideales para trabajar en lugares de alto ruido sin sufrir daños que conlleven a enfermedades laborales por esa causa. Quienes tienen síndrome de Down desarrollan muy bien tareas repetitivas. Las personas con discapacidad físico-motora pueden hacer labores que requieren estar mucho tiempo en un solo lugar, y las personas con discapacidad visual trabajan mejor en lugares oscuros que el resto de las personas.

La inclusión laboral no es solamente un tema de equidad, sino también de productividad. Incluir otras perspectivas en la cultura organizacional puede mejorar el ambiente de trabajo, la productividad de la organización y la calidad de los productos y servicios. La verdadera inclusión laboral resulta de la suma de muchos componentes diversos al ADN de la organización, dándole a cada integrante un espacio real y productivo en las empresas.

Por Legis Gestionhumana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *